Polos opuestos

Compartir nota

Algunas conclusiones del amistoso en el que España goleó 6-1 a Argentina. Escribe Nicolás Perdomini (@NPerdomini).

En el partido de ayer quedaron expuestas las consecuencias de un largo período sin un sostén institucional. Porque frente a selecciones de menor calibre o de, quizás, igual envergadura, Argentina ha sabido disimular -más aún con la presencia de Lionel Messi- las falencias propias de su máximo organismo: La Asociación del Fútbol Argentino (AFA). El panorama se torna verdaderamente oscuro cuando el rival (Ej: España) tiene por detrás una estructura sólida que se origina a través del surgimiento, procesamiento y convencimiento de un proyecto.

Si trazamos una línea que comience desde la finalización del último Mundial disputado en Brasil en 2014 podemos ver como la AFA, a través de sus maniobras, deja en evidencia que está a años luz del par español:

  • Alejandro Sabella presentó su renuncia. En su lugar asumió Gerardo Martino con una idea futbolística antónima a la de su predecesor.
  • Se produjeron elecciones en AFA. En ella votaron 75 dirigentes y el resultado fue de 38 a 38.
  • Se realizó un vaciamiento de la selección olímpica de Martino. Ante esta situación, y otras previas que ha sufrido, el “Tata” dimitió de su cargo.
  • El máximo ente del fútbol internacional, la FIFA, intervino a través de una comisión normalizadora. Que de esto, poco tuvo.
  • Armando Pérez fue el elegido como la cara visible de la comisión. Posteriormente, Edgardo Bauza fue designado al mando de la selección. Aquí, nuevamente, se vio reflejada una dicotomía de ideas entre predecesor y sucesor.
  • Claudio “Chiqui” Tapia asumió como nuevo presidente de AFA. Despidió a Bauza y contrató a Jorge Sampaoli en otro claro choque de filosofías entre el que abandona el mando y el que lo asume.

En un párrafo aparte es importante recordar, y remarcar, como se le conocía a la selección de España antes del título que consiguieron en Sudáfrica 2010: “La Furia”.  ¿Qué cambió desde ese entonces? La Real Federación Española de Fútbol atrajo, apoyó y utilizó en su selección nacional las bases establecidas por Pep Guardiola en el Barcelona.

El partido

Aquí es destacable analizar a ambas selecciones como lo que son: Polos opuestos. De la España de Julen Lopetegui se observó orden y libertad, aunque esto parezca una encrucijada, y eficacia.

Orden en la línea defensiva en la que Carvajal, Piqué, Sergio Ramos y Jordi Alba estuvieron en sintonía. Achicaron espacios y manejaron la pelota desde el fondo con total criterio. La libertad, por su parte, partió de su máximo exponente que es Andrés Iniesta. Y se repartió entre sus discípulos, Isco y Marco Asensio, pese a que este último no tuvo un rendimiento destacado. De la eficacia, si se observa el marcador, poco hay que decir. En síntesis, España fue una orquesta sinfónica que provocó placer de oír.

Del otro lado está Argentina. Las ausencias de Messi, Sergio Agüero y Ángel Dí María fueron notables. Quizás también haya sido la de Manuel Lanzini quien había realizado una enorme labor frente a Italia el viernes pasado.

En líneas generales, los dirigidos por Jorge Sampaoli, no encontraron comodidad (mérito de los españoles y deficiencia argentina) en ningún momento del partido. Corrieron y corrieron detrás del balón, y cuando lo tuvieron en sus pies, sufrieron la asfixiante y efectiva presión del dueño de casa. No se vio juego asociado y mucho menos aparecieron las triangulaciones que si habían dado el presente frente a la “Azzurra” y que dio a entender que el toque del entrenador comenzaría a gestarse con el correr del tiempo.

El Mundial comenzará el 14 de junio.

En vísperas de Rusia 2018

En un primer escalón se encuentran Brasil, Alemania y España. Medio escalón por debajo está Francia. Y ahí sí en el segundo escalón vemos a Argentina junto a, por ejemplo, Inglaterra, Portugal y Bélgica.

Analizar en frío y pensar. Y trabajar. Y volver a pensar. Y trabajar. Eso deberá (y hará sin lugar a dudas) el cuerpo técnico encabezado por Sampaoli. El Mundial está a la vuelta de la esquina y el sonido del equipo argentino es realmente defectuoso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

000webhost logo