“A los tenistas masculinos los cuidan mucho más”

Compartir nota

De gira por Europa, la tenista argentina Catalina Pella se tomó un tiempo para conversar con Nicolás Perdomini (@NPerdomini).

Cuando comenzó a jugar al tenis apenas tenía cuatro años. Aún no había dejado la mamadera y Catalina Pella ya había empezado a golpear la pelota de tenis una y otra vez junto a su abuelo en Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires y lugar que la vio nacer. A los quince años, cuando muchas mujeres soñaban con el ideal de su fiesta de cumpleaños o el viaje a Disney, ella consiguió su primer punto ATP. “Ahí decidí que iba a jugar profesionalmente”, le comentó a MaVa.

Hace tiempo que el tenis femenino argentino cayó en un pozo profundo y abandonado, y en el que aún se encuentra a muchos metros de poder encontrar la salida. “Está bastante flojo. No recibimos apoyo de nadie. Si no hay ninguna argentina dentro de las 100 mejores se debe a que en años nunca hubo un apoyo económico”, manifestó la tenista. En la actualidad apenas hay dos representantes dentro del top 450. Y ‘Cata’, ubicada en el ranking 297°, es la que mejor posición tiene. Quien le sigue es Nadie Podoroska de 21 años, en el puesto N° 403.

– ¿Observás diferencias notorias entre el circuito masculino y femenino?

– Las diferencias que noto es que los cuidan mucho más a ellos que a nosotras. De alguna manera nos hacen sentir que somos inferiores.

– ¿Alguna vez pasaste por un episodio de discriminación o fuiste testigo de uno?

– Una vez en Ilkley, Inglaterra.

* En una nota brindada a La Nación había contado que, debido a la lluvia, a las mujeres las habían mandado a jugar en indoor cemento (Ilkley es en pasto), mientras que a los hombres no porque era otra superficie. La bahiense fue a quejarse y la respuesta que recibió por parte de la organización fue que las cosas eran así, las mujeres iban ahí y los hombres no.

– ¿Qué opinión te merece la relevancia que tomó en el último tiempo la lucha de las mujeres?

– Alguna vez las mujeres teníamos que levantarnos. No puede ser que en el año 2018 siga habiendo machismo e inferioridad hacia las mujeres.

– ¿Marchaste o marcharías?

– Sí, marcharía.

Confiesa que siempre amó a este deporte y que su hermano mayor, Guido (N° 60 del ranking ATP), no tuvo nada que ver con su incursión. También dice que entre ellos nunca surgen temas de conversación relacionados al mundo tenístico y que para su familia es difícil tener dos hijos y hermanos que jueguen profesionalmente. Ellos coinciden en pocos torneos y es por eso que se turnan para verlos. “Espero mejorar el ranking para jugar los mismos torneos que él”, contó esperanzada.

A sus 25 años, Pella sostiene que el tenis es su vida y que sueña con ingresar este año a la qualy de algún Grand Slam. Pero primero deberá enfocarse en volver a estar en plenitud ya que tiempo atrás sufrió una lesión que la marginó de las canchas:Me costó mucho volver. No en lo tenístico pero si en lo mental. Dejé de confiar en mí y recién ahora estoy volviendo a hacerlo de nuevo, agregó.

Catalina Pella, Nadia Podoroska, Stephanie Petit (577°), Victoria Bosio (600°) y Paula Ormaechea (644°) son valores que torneo a torneo dejan bien parada a la bandera argentina. Con esfuerzo, con sudor y con actitud. Pero también con pocos recursos y cierta ‘marginalidad’ de parte de quienes deberían apoyar, no solo a las tenistas, sino a cada uno de los deportistas nacionales que pasan, y sufren, la misma situación. Ojalá, por el bien de cada uno de ellos y por la representatividad mundial del país, se deje de mirar para otro lado. Hay que bancar a los nuestros.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *