La situación crítica del Deportivo Español

Compartir nota

Quieren cerrar al Club Deportivo Español. ¿Dejan en la calle a 2500 jóvenes? Nicolás Perdomini (@NPerdomini) dialogó con Damián Tarrío, dirigente de la institución.

El ‘Depor’ pide ayuda. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, encabezado por Horacio Rodríguez Larreta, tiene la intención de quedarse con las tierras del club en el Bajo Flores con el objetivo de ampliar la escuela de Policía, luego de la fusión de la Metropolitana y la Federal. En consecuencia, 2500 jóvenes podrían quedar a la deriva.

En la actualidad, ‘Los gallegos’ disponen de siete hectáreas del predio mientras que en las ocho restantes funciona el Instituto Superior de Seguridad Pública (ISSP), donde se forman a los efectivos de la Metropolitana.

“Las tierras del Deportivo Español, tras la quiebra y licitación en el año 2007, pasaron a manos de la Corporación Buenos Aires Sur, que pertenece al Gobierno de la Ciudad. Nos la brindaron en comodato, por el término de 10 años, renovables 10 más. La cuestión es que ahora llegó el momento en el cual deberían renovarnos este comodato y no desean hacerlo”, le manifestó Damián Tarrío, Secretario de Actas y Vocal Titular del Español, a MaVa.

#EspañolNoSeToca se ha vuelto viral en las redes sociales.

En 2007, luego de haber permanecido cerrado por cuatro años debido al proceso de quiebra que atravesó el club, el predio pasó a manos de la Ciudad. Tiempo después, el Gobierno decidió ceder los terrenos a la entidad hasta abril de 2018, con una cláusula renovable por una década más si es que ambas partes están de acuerdo. Y es ahí, en la letra chica del documento, donde surge el conflicto.

Actualmente ambas partes se encuentran en tratativas. Sin embargo, la situación no deja de ser crítica y desesperante para el club que milita en la Primera B Metropolitana. Fútbol, inferiores, baby fútbol, futsal y fútbol femenino son las principales actividades que se realizan en la entidad. Allí concurren 2500 jóvenes que, en su mayoría, son de zonas aledañas de bajos recursos. “Por ello lo importante de que permanezcan practicando deportes en el Club y así alejarlo de los flagelos más importantes, como la droga”, comentó Tarrío.

El rol social de los clubes argentinos vuelve a ser eje de conflicto. El deporte, tan sano como necesario en el crecimiento y desenvolvimiento de niños y jóvenes, vuelve a ser subestimado y tratado con desprecio.

“Necesitamos de ustedes, los medios, para que esto no suceda y podamos seguir brindando la contención que otorgamos en la actualidad”, concluyó el dirigente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

000webhost logo