Copa Davis: Fin de la tradición

Compartir nota
  • 16
    Shares

La Copa Davis no volverá a jugarse tal como la conocemos. El cambio propuesto por la International Tennis Federation (ITF) y el grupo inversor Kosmos -presidido por el futbolista Gerard Piqué- fue aprobado con el 71,43% de los votos en la asamblea llevada a cabo en Orlando, Estados Unidos.

La principal competencia por equipos del tenis masculino, creada por el estadounidense Dwight Davis en 1900, cambiará su tradicional sistema de disputa para mutar a algo parecido a un Mundial de 18 equipos que se jugará al final de la temporada. El vicepresidente de la Asociación Argentina de Tenis (AAT), Mariano Zabaleta, fue el representante argentino en la asamblea y argumentó que “La Copa Davis necesita un cambio para que las grandes figuras vuelvan a representar a sus respectivos países”. Todos los asambleístas sudamericanos adoptaron la misma postura que Argentina.

Gerard Piqué es habitual seguidor del tenis

Además de ser un referente de FC Barcelona, el futbolista catalán Gerard Piqué es un empresario y seguidor del tenis. Asimismo, es el fundador y presidente del grupo inversor Kosmos, que invertirá 3.000 millones de dólares para el cambio de formato de la Davis en un plan de asociación de 25 años. Habitué entre los espectadores del ATP 500 de Barcelona todos los años, el marcador central vio una oportunidad de relacionarse con el tenis de manera directa.

También es necesario destacar la figura del empresario japonés Hiroshi Mikitani, mano derecha de Piqué y fundamental para que Kosmos llegue a un acuerdo con la ITF. El asiático es el presidente y el director general de Rakuten (empresa de comercio electrónico con oficinas en Tokio), sponsor de Barcelona mediante un contrato millonario. Se espera que Mikitani invierta en los premios para los jugadores y las federaciones participantes.

Otra parte fundamental en esta sociedad fue David Haggerty, presidente de la ITF, quien siempre se mostró propicio a este cambio. El mandamás aseguró “Estoy contento porque este será un punto de inflexión para nuestro deporte”. También confía en que, con este nuevo proyecto, la final de la Copa Davis sea uno de los eventos deportivos con mayor audiencia todos los años.

Gerard Piqué confirmó que el principal sponsor de la Copa -el banco francés BNP Paribas- continuará con su contrato, y que desde la entidad le manifestaron su apoyo para trabajar en equipo. Para finalizar, contó que “La idea es elevar la Copa a nuevos niveles para que la final cuente con las mejores naciones y los mejores jugadores, al igual que una Copa del Mundo”. Por más que esta modificación genere polémica, es innegable que el futbolista es alguien que trasciende más allá del deporte que practica.

Posiciones encontradas

Entre los jugadores que se manifestaron a favor de la nueva Copa se encuentran Novak Djokovic y Rafael Nadal. El serbio argumentó que “La vieja fórmula no es la adecuada para los jugadores, por lo que creo que un cambio de formato es inevitable”. A su vez, el español dijo: “Cuando una cosa no funciona a la perfección hay que buscar nuevas soluciones, y hace años que esto es así. Es una buena iniciativa y ojalá tenga éxito”.

Por lo contrario, federaciones más tradicionales como las de Australia y Gran Bretaña fueron las principales opositoras a este cambio de formato. El extenista y actual capitán del país oceánico, Lleyton Hewitt, dijo que “Muchos jugadores actuales y retirados ven esto como un atraco”. Los tenistas franceses, liderados por Lucas Pouille y Julien Benneteau, también se expresaron en contra del cambio. Fue justamente este último quien le preguntó en Twitter a sus “amigos golfistas” qué opinarían si a Piqué se le da por cambiar el formato de la Ryder Cup, un tradicional torneo de golf que se disputa cada dos años enfrentando a equipos de Europa contra Estados Unidos.

Así se disputará

Modalidad de la competencia

La primera ronda, a disputarse en febrero, contará con 24 naciones: las 12 que no accedieron a semifinales en la edición actual y las ganadoras del grupo 1 de 2018 (6 de la zona Europa/África; 3 de Asia/Oceanía y 3 de la zona Americana). Los 12 países que ganen estos duelos a eliminación directa lograrán la clasificación a las finales de noviembre, mientras que los que pierdan descenderán al Grupo 1 del año siguiente.

Las finales en sede única las jugarán las 12 naciones clasificadas de la ronda anterior, los 4 semifinalistas de 2018 -Francia, España, Croacia y Estados Unidos- y dos países invitados. En esta competición semanal, 18 países se dividirán en seis grupos de tres. Los ganadores de cada uno avanzarán a cuartos de final junto a los dos mejores segundos. Las 4 naciones que accedan a semifinales, a su vez, se asegurarán un lugar en la ronda final del año siguiente. La final se jugará un domingo y ahí se conocerá al primer campeón de la Davis con esta modalidad.

Al cierre de esta nota, Madrid era la principal candidata para albergar las finales tanto de 2019 como de 2020. En los próximos días seguramente se la oficialice como sede.

  • 16
    Shares
Guido Antonelli
Guido Antonelli

Periodista.

Deja un comentario