Christopher Dettinger: ¿Símbolo de?

 

Es boxeador profesional y en los últimos días tomó relevancia por golpear a policías en una manifestación en Francia. ¿Símbolo de una sociedad más violenta? ¿O de una sociedad cansada de no ser escuchada?

Una sociedad cercana y lejana al mismo tiempo, donde las injusticias, la desigualdad y la corrupción van despertando en la gente sentimientos de indignación que son difíciles de ignorar. Las personas estamos en constantes debates por decidir el mejor camino para luchar contra la decadencia social y política. Los ideales opuestos se encontrarán y, como consecuencia, surgirán los sentimientos más dispares. El amor, el odio y la intriga se mezclan en este mundo de adversidades que nos  obliga a tomar decisiones que van en contra de nuestra forma de pensar y hasta de actuar.

“Vi la represión allí, vi a la policía atacándonos, vi a la policía herir a la gente con flashballs, vi cómo los jubilados eran gaseados, nos tiraron gas, y en algún momento la ira se incrementó en mí. Reaccioné mal, pero los defendí”.

Pelear es el instinto natural del hombre, y mas si siente indignación o injusticia en los actos sobre uno mismo u otros.

“El boxeador caído del cielo”, “El héroe de los Chalecos Amarillos”, “Con cuatro golpes hace más que toda la central obrera”, “El héroe de hoy”. Con estos apodos y descripciones diversos franceses se referían a Dettinger, mientras se viralizaba el video del boxeador golpeando a dos policías durante la manifestación de los chalecos amarillos en Francia. Sus movimientos técnicos evidenciaban que el cuadrilátero había sido su escenario en más de una ocasión.

Apodado “Le Gitan de Massy” (El gitano de Massy) en el mundo del boxeo profesional, llegó a ser incluso nacional de Francia en el año 2007, en la categoría de peso semipesado.

Sin embargo no todo fue elogios para el famoso púgil, hubo varias críticas desde el entorno del boxeo por su actitud que le valió su detención. Desde La Federación de Boxeo en Francia rechazaron el “comportamiento vergonzoso e inaceptable” de Dettinger y enviaron su respaldo a los policías afectados. “La federación, así como la National Professional Boxing League, condenan enérgicamente los actos de violencia extrema que son totalmente contrarios a los valores defendidos por nuestra disciplina y tomarán todas las medidas que estén a su alcance para defender su imagen”, aseguraron.

Luego de esto, y de admitir que cometió un delito, se entregó a la policía argumentando que había actuado así por el ataque de la policía a su pareja. Aunque, en realidad, es como dijo el mismo Dettinger “Tengo dentro mí la furia del pueblo. Veo a todos esos presidentes, ministros y el estado enriquecerse, incapaces de liderar con el ejemplo. Siempre somos nosotros, los de abajo, quienes pagamos. pueblo francés, estoy con ustedes de todo corazón. Necesitamos seguir peleando pacíficamente”.

Los problemas sociales que causa el gobierno de Macron no solo es de los manifestantes, si no de todos los que vemos cómo día a día el mundo cambia y se vuelve más injusto. Y nuestro caso se colma con cada gota que cae, hasta que estallamos en un grito pidiendo ser escuchados.

Cristian Sorano
Cristian Sorano

Redactor.

Deja un comentario