El trotamundos del fútbol que ganó seis récords Guinness

El trotamundos del fútbol que ganó seis récords Guinness

10 agosto, 2018 0 Por Juan Zavala

MaVa entrevistó a Hely Garagozzo, un empresario venezolano que en Rusia 2018 se convirtió en ‘World Record Guinness”.

Cuando hablamos de récords en el fútbol a todos se nos vienen a la mente los nombres de Pelé, Lionel Messi o Cristiano Ronaldo.

Garagozzo, a sus 64 años, ha estado presente en diez (10) Copas Mundiales, contando la última edición 2018. El empresario realizó este sueño por primera vez en la edición de España 1982 y desde entonces no se ha perdido una cita mundialista. Gracias a ello, ha ganado seis galardones del récord Guinness.

Todo comenzó con Pelé

Pelé, la razón del interés de Garagozzo por el fútbol

Este sueño de asistir a un Mundial de Fútbol comenzó a gestarse el 5 de junio de 1977 en el estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Aquel día el césped capitalino fue pisado por los botines de estrellas como Pelé y Beckenbauer que venían a jugar un amistoso con el Cosmos de Nueva York. Al ver a esas estrellas, Garagozzo hizo un pacto con él mismo: “¡Asistiré a un Mundial de Fútbol!”. Ese sueño no se materializó en Argentina 1978, pero sí en España 1982. Desde el Mundial organizado en la madre patria no se ha perdido ninguno más.

– Haz realizado lo que muchas personas sueñan, ¿qué sueño o anhelo todavía te falta por realizar?

– Uno siempre tiene metas y sueños, en mi caso no terminan, pero el primer sueño que deseo cumplir es gritar un gol de Venezuela en un Mundial. No quisiera morir sin lograr este sueño que sería mi mayor deseo cumplido.

– ¿Cuáles han sido tus mejores recuerdos en Mundiales?

– Se vienen muchos, la cultura, lo religioso, lo social alberga todo. El ver como cada cultura tiene su manera particular de ver las cosas, los fanáticos locales como viven su Mundial, el abrazar y celebrar con gente que no conoces.  Cuando hay un Mundial de fútbol todos somos hermanos, no importa de dónde eres, es una unión que si se aplicara de la misma manera para ciertas cosas de la vida estaríamos más unidos como sociedad.

– ¿Cómo surgió el deseo de recorrer el mundo siguiendo la estela mundialista?

– Lo primero que debo anotar es la pasión y el amor por este deporte, sin esto no hay nada. Desde niño el fútbol era algo que me apasionaba. Hay dos puntos cumbres que determinaron mi estela. La primera cuando vi el último partido de Pelé con el Cosmos en Sudamérica en el año 1977. Si el verlo y conocerlo fue lo máximo, me pregunté cómo sería ir a un Mundial y sentir algo así donde se reúnen todas las estrellas del fútbol. La segunda cosa fue ya estando en el Mundial, cuando estoy en la final de España 82.  Cuando escucho los gritos de gol y el estadio se quería caer, fue donde me prometí a mí mismo que mientras Dios me diera vida y salud con su bendición, haría todo lo posible para asistir a cada Mundial que se realizara.

Trotamundos del balón

Hely en Estados Unidos 94 y Sudáfrica 2010

Gracias a su pasión por el fútbol, ha recorrido más de 300000 km de distancia y ha visitado 55 estadios y 71 ciudades. “He visto jugar, en vivo, a 40 de los mejores 100 jugadores de la historia del fútbol. En mi experiencia en mundiales he tenido el privilegio de ver jugar a 56 de las 77 selecciones que han participado en la cita mundialista”.

Este trotamundos del fútbol, gracias a su pasión, ha visitado ciudades como Johannesburgo, Madrid, París, Río de Janeiro, Roma, Tokio y Moscú. Ha visto a ocho capitanes levantar el trofeo de la Copa del Mundo, el último de ellos Hugo Lloris en la final de 2018 Esto le ha permitido poner en su palmarés personal otro récord Guinness.

Garagozzo no solo ha vivido Mundiales de mayores, sino también juveniles como el Sub20 2009 en Egipto y el Sub17 disputado en los Emiratos Árabes en 2013. Presente siempre ondeando su bandera, él pregona el orgullo que siente al ser venezolano.

¿Qué es lo que más te ha sorprendió de Rusia 2018, del torneo en sí y del país sede?

– La pasión con la que tanto joven vive este Mundial. Los rusos estaban felices con su Mundial más allá de la eliminación, me sorprendió gratamente la cantidad de fanáticos sudamericanos, ya lo había vivido en Brasil, pero en un país como Rusia, que está a miles de kilómetros ver tantos colombianos, argentinos, peruanos son de las cosas que me emocionaron.  Del país destacó la facilidad del transporte en Rusia, el cumplimiento con los horarios, la limpieza de los locales a donde voy y del torneo puedo comentarte que me sorprendió gratamente el surgimiento de equipos que nadie tenía como favoritos.

– ¿Qué contactos han surgido con la FIFA tras la ratificación de tus récords Guinness? Hablamos de reconocimientos, conversaciones y demás.

– Recién visité la sede de la FIFA en Zúrich, querían conocer mi historia y quedaron gratamente sorprendidos en el Museo, que es una maravilla. Hay muchos proyectos en la mesa. Quizás pueda tener un espacio en su museo donde estarán varios artículos que he conseguido durante estos 10 mundiales que he asistido, ellos quieren tener ese espacio por que expresan que mi historia es digna de contar y más aún, que es un tesoro del fútbol mundial.

Hely, en retrospectiva, ¿qué piensas de todo lo que has realizado? ¿Qué enseñanzas buscas dejar en los jóvenes que vienen conociendo tu historia?

–  Pienso que soy un bendecido de la vida. Que todo se lo debo a Dios y a mi persistencia por conseguir lo que deseo. Yo no soy millonario, ni tengo conexiones con las altas esferas o como les quieran llamar. Yo vengo de una familia con una madre soltera, donde muchas veces siendo niño no sabíamos que comeríamos al otro día. Se luchó mucho, hubo muchos sacrificios y mi mensaje para los jóvenes se queda en 3 palabras. Compromiso, persistencia y creer en uno. Si tienen un sueño vayan por él, habrá muchas personas que te dirán que es imposible.