Federer: el primer capítulo del libro del tenis

Federer: el primer capítulo del libro del tenis

26 mayo, 2019 0 Por Matías Rodríguez

Un deportista que escribe la historia del deporte desde hace mucho tiempo. Un deportista que hace que lo difícil se vuelva fácil en cuestión de un golpe.

En un mundo donde la apuesta por la sangre jóven en el deporte es una constante, todavía es posible encontrar casos antagónicos. A los 37 años, Roger Federer ha despejado toda duda sobre ser el mejor tenista de la historia: continúa alimentando su leyenda con títulos y no solo presencias. En marzo consiguió levantar su título 101 de su carrera tras consagrarse campeón del Masters 1000 de Miami. Es el primer capítulo del libro del tenis.

Mientras la mayoría de sus rivales se retiran a causa de diferentes lesiones o por edad, el suizo se destaca por un aspecto en particular: su personalidad -la que supo conseguir a partir de trabajo- y su espíritu de seguir evolucionando. Eso le permite adaptarse a nuevas tácticas. Su versatilidad le permite ser un jugador todo terreno. Conocido por su velocidad, estilo fluido de juego y excepcional toma de tiros, Federer juega principalmente desde la línea de fondo, pero también se siente cómodo cerca de la red, siendo uno de los mejores voleadores en el juego. “En una era de especialistas, eres un especialista en canchas de arcilla, un especialista en pistas de hierba o especialista en pistas duras o eres Roger Federer” expresó en una entrevista Jimmy Connors. El tiempo pasa, pero su elegancia continúa vigente en cada golpe que da.

En contraste con sus inicios en el tenis, la mayor parte de su juego profesional se caracteriza por la falta de explosiones o frustraciones emocionales por los errores, dándole una importante ventaja sobre aquellos oponentes que no saben controlar su temperamento en la cancha.  Con actitud fría y control emocional pudo alcanzar su victoria número 1200 de su carrera en singles en el ATP Tour tras vencer al francés Gael Monfils. De esta manera se consolidó en el segundo puesto del listado general, pero todavía se encuentra a 74 partido de Jimmy Connors -1274, conseguidos durante 1970 y 1996-. En el tercer puesto figura Ivan Lendl -1068-, el cuarto lugar lo ocupa el argentino Guillermo Vilas -949- y en el quinto escalón aparece Rafael Nadal -936-.

Sus números

Para los amantes de las estadísticas, Roger es el dueño en el primer lugar de la clasificación ATP -Asociación de Tenistas Profesionales- con 302 semanas, 237 consecutivas. Ingresó al exclusivo “Club de los 20” tras consagrarse campeón del Australia Open en 2018 al vencer en la final al croata Marin Cilic en cinco set (6-2, 6-7, 6-3, 3-6 y 6-1). Logrando ocho títulos del Campeonato de Wimbledon, seis del Abierto de Australia, cinco del Abierto de Estados Unidos, así como el título del Torneo de Roland Garros. En uno de los siete jugadores masculinos en lograr los 4 Grand Slam, y uno de los 4 -junto a Andrea Agassi, Rafael Nadal y Novak Djokovic- en hacerlo en la Era Abierta y en tres superficies diferentes: polvo de ladrillo, cesped y cancha dura.

También ostenta el mejor registro en número de finales de Grand Slam jugadas: 30 -diez de estas consecutivas-, entre la final de Wimbledon de 2005 y el Abierto de Estados Unidos de 2007. A eso se suma, un registro de seis ATP World Tour Finals, 28 Masters 1000, récord de 22 títulos ATP World Tour 500 y 25 ATP World Tour 250. A eso hay que agregarle que ganó la Copa Davis con su país en 2014, y la medalla de oro olímpica en dobles en Beijing 2008.

¿Es sólo tenis?

Pero Federer es tan sorprendente dentro de la cancha como fuera de ella. Y mes a mes agrega páginas a su leyenda rompiendo todos los prejuicios deportivos.

El suizo a participado de varias organizaciones benéficas. En diciembre de 2003 creó la fundación que lleva su nombre -“La Fundación Roger Federer”- dedicada a financiar distintos proyectos humanitarios, dirigidos sobre todo a 277 mil niños, principalmente en Sudáfrica -país de nacimiento de su madre-, a través de la organización de voluntarios “Imbewu”. Nombrado como Embajador de Buena Voluntad de UNICEF en 2006, se unió a otras celebridades y personajes, como Whoopi Goldberg, David Beckham, Amitabh Bachchan, Shakira, prestando sus voces para la campaña contra el Sida; a su vez, recorre el mundo en apoyo a proyectos solidarios. Pero, además cumple compromisos con Nike, Wilson, Credit Suisse, Moet & Chandon y Rolex, algunas de las marcas que lo acompañan.

En 2011, un estudio por el Leader RepTrak, que analiza la reputación de las 54 personalidades de mejor imagen en el ámbito político, negocios, cultura y deportes en 25 países del mundo, arrojó que sólo el líder político Nelson Mandela era más respetado que Roger Federer en el mundo. Y en estos últimos años su coherencia en la vida personal y sus logros deportivos han afianzado esa imagen.

Por lo tanto, a esta altura de la vida cualquier descripción acerca del suizo se queda corta. Hablamos de un deportista que escribe la historia del deporte desde hace mucho tiempo. Hace que lo difícil se vuelva fácil en cuestión de un golpe. Y lo mejor, es que aún le faltan varios capítulos por completar.

*Para leer más sobre la Fundación Roger Federer: https://mavablog.com/cuando-roger-es-roger-en-su-maxima-expresion/