Guardiola vs. Klopp

 

Esta tarde se vuelven a enfrentar dos viejos conocidos. El perfil de los entrenadores dominantes de la Premier League.

Pep Guardiola: El revolucionario

(Por Jonathan Rosenberg)

“Guardiola vino a salvarnos un poco de un fútbol mundial defensivo, donde el amarretismo le ganaba a la audacia. Los ejemplos son los campeones Grecia, de la Eurocopa 2004, e Italia en el Mundial 2006, con un fútbol muy limitado. Reinaba el 4-4-2 y aparece el Barcelona, con un 4-3-3 y extremos demostrando otra manera posible de jugar, admirable por su capacidad de cambio”, sostiene el periodista argentino Vicente Muglia en su libro “Che Pep, la conexión de Guardiola con el fútbol argentino”.

Tras su magistral paso por el Barcelona donde ganó 14 títulos en cuatro temporadas y su excelente estadía en el Bayern Munich que le permitió sumar 7 más a sus palmares como entrenador, tomó un nuevo desafío: el Manchester City. Tras una primera temporada de adaptación con una combinación entre buenos y malos resultados, llegó la segunda donde consiguió imponer su estilo futbolístico  además de conseguir tres trofeos, entre ellos la Premier League.

Esta nueva temporada comenzó con la idea de reinventarse y mantener a su equipo en el máximo nivel. Con una  base asentada que se conoce y juega de memoria, con un defensor como Laporte que permite una salida limpia desde el fondo, con mediocampistas laterales como David y Bernardo Silva que realizan transiciones rápidas para permitir ganar espacios y habilitar entre líneas a Raheem Sterling y a Sergio Agüero y con Ryan Mahrez que en muchos momentos se tira atrás para recibir la pelota y pegarle desde afuera del área, el City sigue manteniendo esa frescura y juego vistoso que tanto fruto le dio. Sin embargo, el rendimiento post lesión de De Bruyne bajó considerablemente.

Sufrir tres derrotas en los últimos cinco partidos es algo inusual para los dirigidos por Pep Guardiola. Esto los relegó de la punta del campeonato obligándolos a obtener un buen resultado para no quedar a 10 puntos del líder Liverpool. De todas maneras si nos amparamos en las estadísticas, el Manchester City sigue dominando de local sin problemas ya que ha ganado 12 de sus últimos 14 encuentros en dicha condición.

El poderío del City está demostrado en Inglaterra y deberá validar su jerarquía ante el Liverpool de Klopp, técnico que siempre supo cómo jugar contra Pep Guardiola.

Jürgen Klopp: Un entrenador valiente

(Por Guido Antonelli)

Jürgen Klopp devolvió a Liverpool a los primeros planos del fútbol inglés. El alemán está preparado para darle a los Reds la tan ansiada Premier League.

Ver jugar a Liverpool en la temporada 2017-2018 significaba ver un partido abierto con muchos goles en los dos arcos. Tenía (y aún tiene) el mejor tridente ofensivo de Europa -conformado por Mohamed Salah, Roberto Firmino y Sadio Mané- pero defensivamente daba muchas ventajas. A fines de 2017 Klopp pidió por la incorporación del holandés Virgil van Dijk y rápidamente todos sus problemas en el fondo de la cancha se solucionaron, llegando a la final de la Champions League.

El valiente Liverpool siempre va al frente y nunca se siente inferior al rival, por más que sea el Manchester City de Guardiola, al que venció 4 a 3 y le sacó el invicto en la Premier pasada. Volvió a enfrentar a los Citizens en abril, por los cuartos de final de la Champions League y lo eliminó con una victoria 3-0 de local y 2-1 de visitante, siendo superado en el juego solamente en el primer tiempo del partido de vuelta.

No es casualidad que, de todos los entrenadores que enfrentaron a Guardiola en más de 5 oportunidades, el alemán sea el único que lo supera en el historial. Aunque sus equipos le cedan la tenencia del balón a los dirigidos por el catalán, nunca juegan a defenderse. Con la intensidad que transmite Klopp desde el costado de la cancha, sus jugadores presionan en todos los sectores del terreno de juego.

Su Liverpool pregona un juego de transiciones rápidas y un ataque directo y vertical, aprovechando la velocidad de sus delanteros. Además, cuenta con mediocampistas como James Milner y Georginio Wijnaldum, quienes constantemente llegan al área rival.

Su carrera como entrenador comenzó en Mainz 05, mismo club con el que había terminado la de jugador. En 2004 guió al equipo a su primer ascenso a la Bundesliga. Cuatro años después fue contratado por Borussia Dortmund, un grande que hacía poco tiempo se había salvado de la quiebra. En 2011 salió campeón de la Bundesliga después de 9 años, consiguiendo el bicampeonato en el siguiente torneo. En 2013 no pudo contra el Bayern Múnich en la final de la Champions, pero armó un equipo con el que los hinchas del Dortmund lograron identificarse.

En 3 años y 2 meses todavía no pudo salir campeón con Liverpool: cayó en las finales de la UEFA Europa League y de la Copa de la Liga en 2016, su primera temporada; y en la final de la Champions League 2017-2018. El principal objetivo de esta temporada es salir campeón de la máxima categoría inglesa después de 29 años, cuando aún no se había fundado la Premier League. Liverppol lidera el campeonato después de 17 fechas, siete puntos por encima de Manchester City. El carismático entrenador alemán es el indicado para cortar la sequía de los Reds.

Jonathan Rosenberg
Jonathan Rosenberg

Periodista.

Deja un comentario