La crisis del boxeo olímpico juvenil

El boxeo llegó a los Juegos Olímpicos juveniles en un momento muy difícil. Crisis institucional, escándalos por corrupción y sobornos suceden. Mientras tanto los boxeadores se encuentran en el medio.

El boxeo es una de las disciplinas más esperadas dentro de los Juegos Olímpicos. También es el deporte que más muta para adaptarse a los tiempos modernos que transcurrimos bajo la atenta mirada de la Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA) que forma parte del Comité Olímpico Internacional (COI).

En 1992, el COI decidió que empiecen a competir profesionales en todos los deportes menos en el boxeo. Tuvieron que pasar catorce (14) años para que se elimine la prohibición, pero con una restricción: Sólo pueden participar aquellos boxeadores que tengan hasta quince (15) combates. Esto trae consigo una polémica: El criterio para contarlos.

A las mujeres recién se les permitió competir en Londres 2012. Sí, como están leyendo, un claro ejemplo de desigualdad de género, por lo que estuvieron ausentes en los primeros Juegos Olímpicos de la Juventud o YOG (Youth Olympic Games) que se realizaron en Singapur en 2010, debutando en Nanjing 2014.

Existe un escándalo específico que tiñe y tiñó todo el proceso olímpico. En Río 2016, hubo denuncias contra árbitros y jueces por recibir sobornos. En total sancionaron a 36, pero esto recién era el comienzo. Ese mismo año el presidente de la AIBA, Wu Ching-Kuo presentó un balance con ciertas irregularidades que obligó a dejar sus cargos al tesorero y contador. Meses después, Wu terminó cediendo ante las presiones del Comité Ejecutivo que le pedían la renuncia.

La situación podía empeorar. Después del interinato durante un mes del italiano Franco Falcinelli, llegó el plato fuerte: Gafur Rakhimov. El empresario uzbeco es acusado de ser el mayor delincuente de Uzbekistán y uno de los mayores narcotraficantes del mundo según el FBI y la DEA. Al COI no le gustó nada este escenario y le sacó el soporte económico que le daba además de suspender las elecciones de este año y amenazar con remover el boxeo de los YOG de Buenos Aires. Ante esto, Gafur se exilió ya que a lo dicho se le sumaron otras causas: extorsión, lavado de dinero del crimen organizado y falsificación. Todo muy transparente.

Toda esta desorganización institucional golpeó de lleno al boxeo olímpico juvenil ya que, en las etapas de clasificación, muchas Federaciones al no recibir apoyo de la AIBA, no pudieron solventar los gastos de pasajes, hospedajes y entrenamientos de los atletas. Tal es el caso de Cuba, país que a lo largo de la historia ha recibido muchas medallas doradas (37) no sólo a nivel mayor sino juvenil, eligió por no enviar representación en esta edición. Baja sensible si las hay.

En los Juegos Olímpicos que hoy comenzaron, el Boxeo se llevará a cabo del 14 al 18 de octubre en el Parque Olímpico (Villa Soldati), en el Pabellón Oceanía. Habrá en total 54 chicos y 28 chicas repartidos en 9 y 5 pesos respectivamente.

Esperemos que el escándalo de estos años no influya (o influya lo menos posible) en los YOG así podemos ver el espectáculo que todos queremos.

Jonathan Rosenberg
Jonathan Rosenberg

Periodista.

Deja un comentario