La filosofía y el fútbol

¿Quién dijo que la filosofía no tiene nada que ver con el fútbol? De Pitágoras, Descartes, Peirce, Sartre y Platón a Mourinho, Simeone, Guardiola, Kloop y Bielsa.

Antes de escribir esta nota le pregunté a 10 personas si podían encontrar una relación entre el fútbol y la filosofía. Ninguna supo qué contestarme. A simple vista no hay vínculo, sin embargo, en el fútbol hay filósofos y hay filosofía porque hay táctica, estrategias, teorías, reflexión, aprendizajes, conocimientos y donde hay saber aparece la filosofía. Pero ¿qué es?

La palabra viene del griego “filos” y “sophia” que significa “amor a la sabiduría”, no obstante, va más allá de esta definición. Al principio, en Grecia, se concebía como la única ciencia que reunía todos los saberes que el hombre tenía acerca del mundo y de él mismo. Luego, este concepto se fue perfeccionando hasta llegar a la actualidad y concluir que es la ciencia que nos permite encontrar respuestas a los interrogantes que ha tenido la humanidad y reflexionar acerca del hombre y su esencia.

Ahora pasemos a la relación con este deporte. Podemos decir que existe un fútbol pitagórico basado en el orden geométrico dentro del campo de juego, el cual privilegia la táctica por encima del talento o la estética. Esto tiene relación con el pragmatismo fundado por Charles Sanders Peirce que postulaba que la verdad y la bondad de las cosas se debían establecer conforme al éxito que tenían en la práctica, es decir los resultados. Tal podría ser el caso del técnico portugués José Mourinho y del argentino Diego Simeone, entre tantos otros.

Hay también un fútbol sartreano en aquellos equipos con crisis de identidad, sin saber muy bien cómo deben jugar, cuál es el estilo. En una situación similar están muchos seres humanos que no le encuentran sentido a su vida, no encuentran el rumbo. Sartre dice: “El hombre es el único ser en la naturaleza que no sólo es tal como él quiere, sino también como él se concibe después de existir. No es otra cosa que lo que él hace”. ¿Cuántos equipos conocemos y no sabemos a qué juegan? ¿Cuántos técnicos no tienen un estilo definido? ¿Cuántos clubes están inmersos en una crisis de identidad? Por ejemplo, el Manchester United tras la partida de Alex Ferguson que aún ganando títulos no se reencuentra con esa mística que lo llevó a ser lo que es.

Por otro lado, está el racionalismo. René Descartes lo formuló como una corriente filosófica que considera a la razón como fuente principal y única del conocimiento humano. El racionalismo futbolístico se podría entender como la defensa a capa y espada de una idea sin cambiarla por nada del mundo por lo que todos los técnicos podrían ser considerados como racionalistas ya que en definitiva ¿qué entrenador deja de lado sus ideales? 

Por último, podemos aseverar que existe un fútbol que combina la estética con el resultado. Para Platón la estética tenía que ver con la habilidad del hombre de crear objetos hermosos que destacaran algunas características esenciales como la proporción, la armonía y la unidad. Podemos nombrar a Pep Guardiola, Jürgen Klopp, Rinus Michels, Johan Cruyff, Mauricio Pochettino, Marcelo Bielsa como ejemplos de entrenadores que defendieron y defienden este estilo.

Quedó claro que el fútbol tiene relación con la filosofía. Sólo es cuestión de ponerse a pensar, de permitirse dudar más allá de lo que uno ve, de cuestionar. De eso se trata esta ciencia y por supuesto la vida.

Jonathan Rosenberg
Jonathan Rosenberg

Periodista.

Deja un comentario