La roja imposible

El fútbol argentino y sus innumerables historias curiosas. En 1972, Carlos de Marta, jugador de Estudiantes, fue expulsado ante Huracán por insultar al árbitro. Era sordomudo.

Sordomudo de nacimiento, Carlos De Marta logró vencer todos los prejuicios y obstáculos para convertirse en futbolista. No solo cumplió su sueño de ser profesional, sino que llegó a desempeñarse en importantes equipos de Primera División.

La acción que dejó su nombre plasmada en la historia se produjo en el partido que su equipo, Estudiantes de La Plata, disputó ante Huracán en el estadio Tomás Adolfo Ducó de Parque Patricios, por la Zona B del Campeonato Nacional.

“El Globo” ganaba por 2-0 y “El Pincha” iba como podía a buscar revertirlo. En una discutida acción, el árbitro cobró una falta en el área de Huracán y le dio penal a Estudiantes. Sin embargo, por indicación de uno de sus asistentes, cambió su decisión y sancionó un tiro libre para los visitantes. La actitud del juez desató el enojo de los futbolistas platenses y en ese tumulto, fue De Marta quien se llevó la peor parte: el árbitro lo expulsó y el “Pincha” perdió 5-1.

Pero lo peculiar fue el informe del árbitro, quien precisó que la tarjeta roja al mediocampista de Estudiantes fue debido a un insulto. Ante esta situación, no había muchas opciones: De Marta sería castigado con una dura sanción y se perdería varias fechas del torneo.

La semana siguiente, el jugador concurrió a realizar su descargo ante el Tribunal de Disciplina de la AFA. Las autoridades del órgano advirtieron que era imposible que el futbolista del “Pincha” hubiese insultado al árbitro: era sordomudo. Así, De Marta recibió una sola fecha de suspensión por su protesta.

No sólo jugó en Estudiantes, sino que también pasó por clubes como Temperley, Belgrano de Córdoba, Huracán y Cipolletti. Una vez que se retiró, pasó a trabajar en el Ministerio de Salud y mantuvo su pasión por el deporte. Falleció a los 65 años, el 22 de abril de 2016.

Jonathan Rosenberg
Jonathan Rosenberg

Periodista.

Deja un comentario