Redes Sociales: La entrada a un mundo virtual

Una mirada analítica sobre una cotidianidad en la vida de las personas. Consultamos sobre ello a Marina Titunik, Licenciada en Psicología de la Universidad de Buenos Aires.

Con los cambios plenamente asumidos que trajo la segunda década siglo XXI, Internet y las Redes Sociales se convirtieron en herramientas fundamentales de la socialización juvenil que es necesario discutir. Son la entrada a un mundo en el que se involucran diferentes chicos y chicas, y lo que se publica escapa para siempre del control del usuario.

“El uso de las redes puede generar problemas que se propagan a todos los aspectos de la vida de los jóvenes”, sostiene Marina Titunik, Licenciada en Psicología de la Universidad de Buenos Aires. “Ya sea por la revelación de mucha información privada sobre un noviazgo en Snapchat, peleas públicas con los mejores amigos en Twitter, o la invitación involuntaria una fiesta al publicar los detalles en Facebook”, agrega.

La Licenciada cree que, en muchas ocasiones, esto genera efectos psicológicos positivos o negativos en las personas y los vínculos en lo que es necesario indagar: adicción a las redes, aislamiento, problemas de comportamiento/autocontrol y comportamiento antisocial. “Esto lo registro en los adolescentes cuando se preocupan mucho en mostrar en sus perfiles una realidad con la cual no se identifican”.

Sin ir más lejos, la psicóloga explica que el uso de las redes puede presentar muchos beneficios para los sujetos -buscar amigos o parejas, ampliar el círculo social, vender productos y servicios e incluso buscar trabajo en un futuro-. “Hoy en día son pocos los adolescentes que no tienen un perfil en alguna red social, pero el uso que se les da es diferente dependiendo cada uno. Algunos la utilizan con una finalidad profesional y otros las utilizan para diversión”.

Es normal que la vida de los adolescentes gire en torno a la tecnología. Los jóvenes de hoy no solo son nativos digitales, son la primer generación que ha visto, desde siempre, un móvil en manos de sus padres, ha tenido ordenadores a su disposición en casa y en el colegio en el cual los utilizan como herramientas de estudio. Y como todo se precipita y se agudiza durante la adolescencia, esa etapa de la transición de la dependencia a la independencia en la relación con los padres, de revolución hormonal y necesidad de establecer una identidad personal propia, no es de extrañar que la comunidad de internet se haya convertido en forma más importante de relacionarse con sus iguales.

Tal como lo hacen otras innovaciones tecnológicas, el uso de las redes sociales transforma los estilos de vida, cambia la práctica y, también, crea nuevo vocabulario, pero todo eso se produce a una velocidad tan acelerada que provoca confusión y desconocimiento de su uso y los derechos en torno a su actividad. Muchos de los estudios que se llevan a cabo hoy en día tratan temas relacionados con la identidad, la privacidad o el uso adolescente por estas mismas razones.

Matías Rodríguez
Matías Rodríguez

Del equipo de redacción
Twitter: https://twitter.com/Tuterodriguez96

Deja un comentario