Segunda parada: FC Nantes

A Emiliano Sala le costó ganarse el cariño del hincha de Nantes, pero se fue de Francia como el jugador más querido.

A mediados de 2015, Nantes pagó un millón de euros a Bordeaux por el pase de Emiliano Sala. El delantero venía de anotar 5 goles en 13 partidos en una cesión en Caen, pero sabía que en el club dueño de su pase no iba a tener mucha continuidad. Michel Der Zakarian, entrenador de Nantes, pidió por su contratación, y el argentino se mudó al oeste de Francia.

Sala fue titular en la primera fecha del campeonato, pero recién pudo convertir en la jornada 17 en un empate a 1 contra Gazélec Ajaccio. A pesar de todo lo que tardó en hacer su primer gol, nunca perdió la confianza de Der Zakarian. Pero los que no confiaban en él eran los hinchas quienes, cansados de que su centrodelantero no metiera goles, exigían su salida del primer equipo. Una semana después de su primer tanto, Sala anotó el empate contra Toulouse -clásico rival de su exclub Bordeaux- faltando 5 minutos. Ese fue su primer gol en el Stade de la Beaujoire, el mismo en el que tres años después los hinchas de Nantes le brindaron un emotivo homenaje pidiendo por su aparición.

En enero de 2016 le llegó su primera oferta del fútbol inglés. Wolverhampton Wanderers, en ese entonces en el Championship (segunda división), ofreció 3 millones de libras esterlinas para hacerse de los servicios del atacante, pero Nantes pudo retenerlo. Sala empezaba a ser importante para el equipo y los franceses no lo dejarían ir. Después de la fecha 30, Nantes se encontraba en puestos de clasificación a la Europa League, pero una mala racha al final del campeonato -6 derrotas en los últimos 8 partidos- hizo que “Los Canarios” terminaran en la decimocuarta posición con 48 puntos. De todos modos, el argentino fue el goleador del equipo en la Ligue 1 con 6 tantos y dejó de ser discutido por los hinchas.

En la temporada 2016-2017, Sala fue el goleador de un equipo que terminó séptimo en la Ligue 1, con apenas 6 derrotas en las últimas 22 fechas. Metió 12 goles e igualó la marca del delantero Olivier Monterrubio, quien había convertido la misma cantidad cuando Nantes salió campeón en 2001. Los Canarios habían terminado el 2016 en puestos de descenso, pero con los goles del argentino y la llegada del técnico portugués Sergio Conceição fueron el cuarto mejor equipo de la segunda rueda.

La importancia de Nantes en el fútbol francés

Por más que no sea considerado un equipo grande, FC Nantes es uno de los clubes más tradicionales de Francia. Se consagró campeón ocho veces de la Ligue 1 y logró hacerlo en 5 décadas consecutivas: 60s, 70s, 80s, 90 y la temporada 2000-2001 (último título). Su mejor participación en una competencia internacional se dio en la Champions League 1995-1996, en la que cayó ante Juventus en semifinales. Juega el clásico bretón ante Rennes y cuenta con una de las divisiones inferiores más prestigiosas del país. De Nantes surgieron jugadores de la talla de Didier Deschamps, Marcel Desailly, Jérémy Toulalan, Christian Karembeu y Claude Makélélé. Además de Sala, varios argentinos pasaron por el club, siendo los campeones mundiales en 1986 Jorge Luis Burruchaga (fue al Mundial como jugador de Nantes) y Julio Olarticoechea los más destacados.

En junio de 2017 llegó el entrenador italiano Claudio Ranieri, quien meses antes había sido despedido de Leicester City. Esa campaña Sala volvió a meter 12 goles, jugando 36 de los 38 partidos de Nantes. Tan importante fue el santafesino que hasta llegó a ser comparado con Gabriel Batistuta, el ídolo de su infancia. A diferencia de la temporada anterior, Nantes arrancó la temporada mucho mejor de lo que la terminó. Fue el quinto mejor equipo de la primera mitad del campeonato, pero apenas 4 victorias en la segunda rueda dejaron a Nantes en un noveno puesto que no le permitió clasificar a la Europa League, su principal objetivo.

Con la llegada del director técnico Miguel Cardoso al banco de Nantes, el goleador perdió su lugar entre los 11. En el último día de mercado de pases de agosto de 2018, Sala estuvo muy cerca de pasar a Galatasaray de Turquía. Sin embargo, el bajo rendimiento de Kalifa Coulibaly le devolvió la titularidad en el equipo francés. Un mal arranque de campeonato culminó con la despedida del entrenador portugués y la contratación del bosnio Vahid Halilhodzic, quien lloró desconsoladamente en el homenaje al santafesino esta semana en el empate 1 a 1 contra Saint-Étienne. En octubre, Emiliano metió el primer hat-trick de su carrera en una goleada 4 a 0 ante Toulouse -su víctima preferida- y fue votado como el mejor jugador del mes de la Ligue 1.

El argentino comenzó diciembre como el goleador del campeonato junto a Cavani y Mbappé, y en la victoria 3-2 ante Marsella anotó el que sería su último gol. Los 15 millones de libras ofertadas por Cardiff City fueron aceptadas por Nantes, y así Sala se convirtió en la compra más cara de la historia del club galés que milita en la Premier League inglesa. El desafío de lograr la permanencia era lo que más llamó la atención de un futbolista que se hizo de abajo y a base de mucho trabajo llegaba a la liga más importante del mundo.

Guido Antonelli
Guido Antonelli

Periodista.

Deja un comentario