Si de épica se trata…

Partidos emocionantes y épicos que nos brindó el fútbol argentino en los últimos años.

El 10 y 24 de noviembre se van a disputar los dos partidos entre Boca y River por la final de la Copa Libertadores. Un episodio nunca antes visto que promete ser un momento épico en la historia del futbol en Argentina.

Al igual que esta final hubo partidos definitorios muy importantes en el país que son recordados por momentos heroicos que definieron el resultado. Es verdad, en cuanto a magnitud a nivel mundial quizá no puedan compararse con un Boca-River en esta instancia. Sin embargo, las siguientes definiciones generaron un revuelo importante y de similares características a la que se vivirá en los próximos días.

2005: Rosario Central – Newell’s

El jueves pasado tuvieron que jugar un mano a mano para decidir quién continuaba en la Copa Argentina. En cancha de Arsenal y sin público de ambas parcialidades El “Canalla” se impuso y sacó a Newell´s de la Copa.

Lo que pocos recuerdan es que esta situación, ellos ya lo vivieron. Fue en el año 2005 cuando en la primera fase de la Copa Sudamericana, Rosario Central y Newell’s se enfrentaron. Ambos contaban con un buen plantel. Los condimentos estaban dados.

Por el lado del local estaban: German Rivarola, Paulo Ferrari, Emiliano Papa y en la delantera Pablo Vitti y un joven Marco Ruben. Newell’s, por su parte, también tenía a los suyos: German Re, Justo Villar, Luciano Vella, Santiago Silva y los jóvenes cracks Ignacio Scocco y Fernando Belluschi. Es importante recordar que el año anterior se había coronado campeón del Torneo Apertura.

El partido terminó 1 a 0 con gol Rivarola a los 44’ del primer tiempo luego de un cabezazo de Marco Ruben que generó el delirio de la hinchada “Canalla” que llenó todo el estadio, menos dos tribunas que fueron cedidas para los hinchas de “La Lepra”. Sí, había visitantes.

2009: Gimnasia LP – Atlético Rafaela

Corría el año 2009 y Gimnasia y Esgrima de la Plata la pasaba mal en aquel campeonato. Pero pudo aferrarse a la ilusión de jugar la promoción y defender su lugar en primera división ante Atlético de Rafaela que quería volver luego del descenso en 2004.

La ida fue para “La Crema”. El equipo de Marcelo Fuentes había ganado con autoridad como local por 3-0 con tres goles de Aldo Visconti. “El Lobo” tenía que revertir esa pobre imagen que había dejado de visitante y golear para seguir en Primera.

No había lugar para los nervios, para las imprecisiones, para el desgano, pero tampoco para pensar, para elaborar una jugada o para hacer una pausa. Gimnasia atacaba a los “ponchazos” mientras Rafaela, cómodo, defendía sin problemas los centros que llegaban al área con un joven Fontanini como zaguero férreo en su labor defensiva.

A los 12’ del segundo tiempo, Tete Gonzalez y Esteban Gil se fueron expulsados por protestar quedando diez contra diez. Con el ambiente bastante caldeado, Madelón mandó al terreno a Roberto Sosa y a Franco Niell. El primer gol llegó a los 27 minutos, cuando el Pampa la fue a buscar y tiró el centro atrás para la entrada de Alonso, quien aprovechó la mala salida del arquero y empujó la pelota al fondo de la red.

Los minutos pasaban. Para colmo de males, el local jugaba con nueve por la expulsión de Sosa, a los 40’ del segundo tiempo y a dos tantos del objetivo. A los 43, cuando ya ni parecía un partido de fútbol, llegó un centro desde la izquierda de Aued para la entrada por el segundo palo de Niell, el jugador de 1.63m que estampó el 2 a 0 que llenaba de esperanzas y hacía creer en el milagro al conjunto local.

Cuando el partido se moría llegó otro centro desde la izquierda, esta vez de Cuevas, para un nuevo frentazo de Niell, que la cruzó y le dio la permanencia a Gimnasia. Se desató la locura, el festejo, la emoción y la angustia en todo el pueblo “Tripero” mientras que en la tribuna visitante ocurría todo lo contrario, desazón, tristeza y sorpresa. Así es recordada una de las definiciones más dramáticas de la Promoción.

2012: Chacarita – Nueva Chicago

Nueva Chicago y Chacarita llegaron a un partido definitorio de Promoción y no defraudaron a los hinchas del fútbol de ascenso tras una serie de inolvidable.

“El Torito”, que llegaba de ganar el reducido de la Primera B metropolitana, sacó ventaja (1-0) en la ida jugada en Mataderos y llegó entonado para visitar la casa del “Funebrero”, que luchaba por mantenerse en la segunda categoría y tenía a favor la ventaja deportiva.

En Villa Maipú, Chicago logró una ventaja que parecía definitoria tras convertir a los 39’ del segundo tiempo. Sin embargo, lo mejor estaba por venir. Chacarita empató a dos minutos del cierre y llenó de dramatismo la serie.

Ya en minutos de adición, 48 y algo más, un remate rebotó en el brazo extendido de Leandro Testa y el árbitro cobró penal. El cielo o el infierno. Damián Toledo y Daniel Monllor, cara a cara. Un ascenso y un descenso en juego. Remató el de Chaca, atajó el de verdinegro y celebró Mataderos.

2016: River – Rosario Central

Definición de la Copa Argentina 2016 en el Estadio Alberto Kempes con un césped en muy malas condiciones para el jugar lindo, pero el espectáculo pudo más. Fue 4 a 3 para los dirigidos por Gallardo en un partido que tuvo todos los condimentos, desde los goles hasta las polémicas.

Lucas Alario de penal, luego de una falta sobre Ignacio Fernandez, abrió el marcador rápidamente, sin embargo, a Rosario Central le bastaron 20 minutos y dos errores de Augusto Batalla para pasar a ganarlo. Hasta que una falta inocente de un defensor canalla le dio otro penal a River que Alario cambió por gol.

En el segundo tiempo Marco Ruben puso en ventaja otra vez al equipo que dirigía Eduardo Coudet. Minutos más tarde apareció nuevamente el goleador para igualar el marcador que parecía culminar en empate, pero el uruguayo Ivan Alonso se impuso en el área y le otorgó la victoria al “Millonario” que conquistó una copa más de la mano de Gallardo.

 

 

Cristian Sorano
Cristian Sorano

Redactor.

Deja un comentario