Tercera parada: Cardiff City FC

A fines del siglo XIX se fundó en el sureste de Gales el Riverside FC, quien años después transcribió su nombre a Cardiff City. Un breve repaso de la historia del club en el que no llegó a debutar Emiliano Sala.

Riverside FC fue formado por miembros del Riverside Cricket Club y durante algunos años el equipo jugó en el elegante entorno de Sophia Park en el centro de la ciudad, donde el cricket continúa jugando hasta el día de hoy. Después de una serie de encuentros amistosos, se unieron a la Liga de Cardiff en 1900. En 1905, el comité solicitó cambiar el nombre del club a Cardiff City. El permiso fue denegado ya que la FA de Gales consideraba al club demasiado joven para disfrutar de un título tan prestigioso. Tres años después, en 1908, con el club compitiendo en la Liga Amateur de Gales del Sur, la FA cedió y nació Cardiff City FC.

La ciudad, ubicada a orillas del canal de Bristol, está entre las 20 más habitadas del Reino Unido y es una de las mayores atracciones turísticas en Europa. El Rugby y el Fútbol dominan por completo las pasiones de los habitantes. Los mayores representantes de ello son el Cardiff Blues y Cardiff City FC. A pesar de dedicarse a deportes distintos, comparten el mismo estadio: Cardiff City Stadium. Inaugurado en julio de 2009, posee una capacidad de 26.800 espectadores y es el segundo más grande de la ciudad.

El Cardiff City FC tuvo su época de apogeo en la década del 20. En aquel entonces había logrado el ascenso a la primera división, coronándose subcampeón tres años más tardes y ganando la FA CUP en 1927. Dato de color: Es el único equipo no inglés de la historia en ganar el trofeo. En contrapartida, entrado al último cuarto del Siglo XX, el club estuvo afectado por una grave crisis económica y deportiva que como consecuencia lo sepultó en la cuarta división.

Nuevo siglo. Nuevas historias.

A partir del 2000, la institución comenzó a lograr ascenso tras ascenso hasta estacionarse en la segunda división. En 2008 disputó la final de la FA CUP frente al Portsmouth (0-1) y en 2012 llegó a la misma instancia pero en la Copa de la Liga en la que perdió frente al Liverpool por penales.

En 2010 ocurre un hito importante en la historia reciente del club. Vincent Tan se convirtió en el nuevo dueño luego de que un consorcio de propietarios malayos comprara el 30% de las acciones del Cardiff. Tan es un empresario nacido en Malasia cuya fortuna está valuada en US $ 1.3 mil millones, según Forbes. El éxito en el sector empresarial de Malasia se ha atribuido en parte a su estrecha asociación con prominentes figuras políticas malayas.

Más sobre él: Es el fundador de Berjaya Corporation Berhad, un conglomerado diversificado que cotiza en la bolsa de valores de Malasia. Además de tener participaciones en el grupo de compañías de Berjaya Corporation, las otras participaciones de Tan incluyen el interés en negocios relacionados con Internet, servicios de agua, medios de comunicación, comercio minorista y telecomunicaciones.

En la temporada 2013-14 la institución se coronó campeona de la segunda división y logró regresar a la Premier League luego de varias décadas. Aquella campaña, el equipo galés, dirigido por Malky Mackay (quien luego fue entrenador de la selección de Escocia) obtuvo 87 puntos, 8 más que el subcampeón, Hull City. Además, apenas perdieron 9 partidos de 46 disputados.

La alegría poco duró. El equipo jamás pudo asentarse en la Premier League y al año siguiente, con Gunnar Solskjær (hoy en Manchester United) como entrenador, descendieron tras culminar en la última posición.

La alegría volvió. Sí, los aficionados del Cardiff deben padecer (o disfrutar) de un carrusel de emociones bastante amplio. En la temporada 2017-18 el equipo regresó nuevamente a la Premier League, esta vez bajo el mando de Neil Warnock, tras obtener un segundo puesto (90 puntos) en una temporada desgastante y que tuvo como campeón al Wolverhampton con 99 puntos.

De nuevo en el fútbol grande Inglaterra. No había que cometer los mismos errores. Procuraron una mejor administración económica y deportiva. Pero las cosas no le están siendo sencillas. Cardiff se encuentra en la parte baja de la tabla disputando con Huddersfield, Fulham, Southampton y Newcastle la permanencia en la categoría.

La compra más cara de su historia

Sí. Fue Emiliano Sala. El 19 de enero, a las 16hs., el club anunció en sus redes sociales la compra del futbolista argentino, de último paso por Nantes FC. Cardiff había acordado 15 millones de libras por su traspaso, convirtiendo al delantero en la compra más cara de toda su historia. “Hay un nuevo Sala en la ciudad”, había escrito Emiliano en su cuenta de Twitter.

Detrás, la ilusión de quedar en la memoria de su nuevo club.

Lo que en aquel entonces no sabía es que quedaría en la memoria del fútbol.

Para siempre.

Nicolás Perdomini

Periodista.

Deja un comentario