“Vení, jugá vos”

¿Cuántos soñamos con jugar un partido para nuestro equipo? Una historia inédita que ocurrió hace 23 años en Inglaterra donde un hincha reemplazó a un futbolista.

¿Cuántos de nosotros alguna vez imaginamos jugar con nuestros ídolos? ¿Cuántos de nosotros vimos a un plateísta insultar todo el partido a un jugador hasta el hartazgo? ¿Que tan utópico suena que, en algún momento, se acerque el entrenador y nos ofrezca a alguno de nosotros jugar en lugar de un futbolista?

Steve Davies, hincha fanático del West Ham United, equipo que milita en la Premier League de Inglaterra, fue parte de una experiencia inédita: En la pretemporada de 1994, los “Hammers” se enfrentaron al Oxford, conjunto que por ese entonces jugaba en la 4° división y que tenía las gradas cerca del campo de juego. Desde ahí, Steve y sus amigos no paraban de gritarle agravios al 9 del West Ham, Lee Chapman, que por cierto mucha habilidad no tenía.

Quien se cansó de esta situación fue el DT, Harry Redknapp, y se acercó hasta la tribuna proponiéndole a Steve sustituir a Chapman debido a que se había lesionado. Sin dudarlo aceptó y el técnico le cambió el nombre por el de otro jugador para que el árbitro lo deje entrar.

Cuando se aproximaba al final del partido, Steve recibió la pelota luego de anticipar la salida del arquero rival y definió de derecha junto al palo. Nadie lo podía creer, era el sueño del pibe que se había hecho realidad. Pero de pronto, el pitazo del árbitro lo derrumbó: Estaba en posición adelantada. El peor final posible, aunque nadie le quita lo bailado.

Días después la historia recorrió toda Inglaterra gracias a una publicación en el diario The Sun y años más tarde el destino volvió a cruzar a Steve con el DT quien se acercó y le dijo: “Jugaste mejor que Chapman”.

Jonathan Rosenberg
Jonathan Rosenberg

Periodista.

Deja un comentario